Archivo de la etiqueta: pensamiento

¿Amoldar la mente al mundo o amoldarla a la Palabra de Dios?

amoldando

Hoy mucha gente habla de contracultura, el ir en contra de los valores tradicionales de la sociedad, y tomando la malo convirtiéndolo en bueno, y lo bueno en malo.

Desde el aborto hasta la homosexualidad, el callar a los que se levantan en contra de ello, ¿como creyentes debemos asentir y decir amén? ¿Debemos amoldar nuestras mentes a lo que dice el mundo?

Romanos 12:2, en nuestra querida Reina Valera 1960, dice: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Veamos otras versiones para entender más claramente este pasaje:

(Arcas y Fernández)  No os amoldéis a los criterios de este mundo. Dejaos transformar; renovad vuestro interior de tal manera, que sepáis apreciar lo que Dios quiere, es decir, lo bueno, lo que le es agradable, lo perfecto.

Aquí nos dice que no nos amoldemos a los criterios de este mundo. El mundo tiene sus criterios, lo que ellos llaman “ser politicamente correctos“,  pero como digo siempre: “El cristianismo es políticamente incorrecto“,

Hablaba con una hermana en el Facebook que defendía el matrimonio homosexual entre cristianos y me preguntó: “¿Pero acaso es malo ser gay?” Yo le respondí: “El asunto no es si el ser gay sea bueno o malo, sino que dice la Biblia al respecto.

No debemos amoldar nuestra mente a lo que piensa el mundo sino comprobar en la Palabra de Dios que es lo que dice Dios al respecto.

(Biblia Amplificada) No te conformes con este mundo (esta era), [creado y adaptado a sus costumbres externas, superficiales], sino transfórmate (cambiando) por la [completa] renovación de tu mente [por sus nuevos ideales y su nueva actitud] , para que pruebes [por ti mismo] cuál es la voluntad buena, aceptable y perfecta de Dios, incluso lo que es bueno, aceptable y perfecto [a los ojos de Dios].

El mundo tiene costumbres externas y superficiales, que van en contra de la Palabra de Dios, y son cambiantes. Siempre llegan modas nuevas que nos alejan de Dios.

No debemos conformarnos a ellas, sino transformarnos por medio de la renovación de la mente, y de ese modo comprobar lo que es bueno, agradable y perfecto a los ojos de Dios.

(Nueva Biblia Latinoamericana Hoy)  Y no se adapten (no se conformen) a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable (agradable) y perfecto.

Me gusta esta versión, dice que no nos adaptemos, lo mas fácil es escondernos o enterrar nuestra cabeza como un avestruz y aceptar las cosas que el mundo dice.

El cristiano debe ser radical en su forma de pensar y no dejarse vencer por el mundo y sus criterios, modas y formas de pensar.

(Dios Habla Hoy 2002)  No viváis conforme a los criterios del tiempo presente; por el contrario, cambiad vuestra manera de pensar, para que así cambie vuestra manera de vivir y lleguéis a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto.

No vivamos conforme a los criterios del mundo actual, el cristianismo va contra la corriente, es la verdadera contracultura, porque no vive según los criterios del mundo, sino conforme a lo que dice la Palabra de Dios.

Vivimos diferente, pensamos diferente porque llegamos a conocer la voluntad de Dios al pasar tiempo con Su Palabra.

(Palabra de Dios para Todos)  No vivan según el modelo de este mundo. Mejor dejen que Dios cambie su vida con una nueva manera de pensar. Así podrán saber lo que Dios quiere para ustedes y también lo que es bueno, perfecto y agradable a él.

El mundo tiene su modelo de vida que no es el referente del cristiano, basta con ver los periódicos o pasarse por el Facebook para darse cuenta como piensa y vive el mundo; pero, ese no es nuestro modelo, nuestro modelo es lo que Dios piensa, y Dios se encargó de dejarnos su pensamiento en Su Palabra.

(The Message) No te adaptes tan bien a tu cultura como para que encajes sin siquiera pensar. En cambio, fija tu atención en Dios. Serás cambiado de adentro hacia afuera. Reconoce pronto lo que Él quiere de ti y responde rápidamente. A diferencia de la cultura que te rodea, siempre arrastrándote hacia su nivel de inmadurez, Dios saca lo mejor de ti, desarrolla una madurez bien formada en ti.

Que interesante esta versión; la gente se encaja rápidamente a su cultura sin siquiera pensarlo. Eso tu lo vez en los jóvenes fácilmente, si sale un nuevo tipo de música, todos la escuchan, si se pone de moda un peinado o tipo de ropa todos están iguales. Sin siquiera pensarlo están en medio de ello.

Debemos poner nuestra atención en lo que Dios quiere, lo que Él nos dejo escrito en Su Palabra, y Él nos cambiara de adentro hacia afuera.

Pasemos a otro pasaje Romanos 55:8-11 en la Versión Reina Valera 1960: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié“.

Los pensamientos, la cultura, las modas del mundo, son formas pequeñas de pensar, no llegan a la manera de pensar de Dios, que son pensamientos altos.

Pensemos como Dios piensa, sigamos sus caminos en vez de los nuestros, tomemos Su Palabra y dejemos que produzca su efecto en nosotros, y que sea prosperada en aquello para lo cual la envió, en darnos vida, y vida en abundancia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Fe, iglesia, jesus, RHEMA

Como Vivir la Vida Más Alta – Parte 4

¿Cómo renovamos o restauramos nuestra mente?

En Santiago 1:21 vemos como funciona este proceso:

Santiago 1:21
21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.

En este pasaje vemos el proceso de la renovación de la mente, a traves de las palabras desechar e implantar. La palabra desechar es apotithemi, la cual W. E. Vine define así:

APOTITHEMI, sacarse de uno (apo, de, y tithemi, poner, colocar, establecer), sacarse, desechar, dejar de lado, denota en la voz media, sacarse de uno, echar fuera, alejar.

Vemos mucha similitud con la idea que nos da Romanos 12:2 cuando nos habla de una metamorfosis; para hacer un cambio es necesario desechar algo.

La otra palabra, implantar, también tiene que ver con esto, pues ya que hemos sacado algo debemos colocar algo. La palabra implantar es emphutos la cual define W. E. Vine de esta manera:

EMPHUTOS, implantado, o enraizado (de emphuo, implantar), es usada en Santiago 1:21, “implantada,” la palabra de Dios una “palabra enraizada,” una palabra cuya propiedad es enraizarse como una semilla en el corazón.

Para palabra se usa logos, una palabra que ya conocemos y significa, la Palabra de Dios como un todo. Es decir nos habla del estudio continuo de la Palabra, como una herramienta para que nuestra mente sea renovada.

Un alma salva, es una mente restaurada o renovada por la Palabra de Dios.

Si quieres renovar tu mente, debes colocar la Palabra de Dios en ella, para que ya no pienses como piensa el mundo, sino como Dios lo hace.

2 Pedro 2:1-1
1 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones,
2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación.

Debemos depositar la Palabra de Dios en nuestras vidas para de esa manera renovar nuestras mentes y poder salvar nuestras almas.

Proverbios 23:7
7 Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él…

La importancia de la renovación de la mente es que nosotros nos convertimos en aquello en lo cual pensamos en nuestro interior.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, dinero, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina