Archivo de la etiqueta: Jesucristo

Yo soy de la gracia extrema, ¿y tú?

Efesios 2:8-9

8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

9 no por obras, para que nadie se gloríe.

Durante años me la pase peleando contra la enseñanza de la gracia, no podía entender el hecho de que no tenía que hacer nada sino solamente creer.

Habiendo sido criado bajo el mensaje de fe, yo creía que mi fe, mi confesión, mis acciones correspondientes eran lo que me traería la respuesta de Dios.

Y sí, funcionaba en cierta medida, pero me di cuenta de que estaba dependiendo de mi mismo más que de la obra terminada de Cristo Jesús en su muerte, sepultura, resurrección y ascención.

Ya no dependía tanto de lo que yo hiciese sino de la obra de Cristo, fue un gran cambio en mi modo de pensar.

La gracia de Dios me había dejado totalmente desnudo, tuve que despojarme de todas mis obras, que en si no eran malas pero eran basadas en mi propio esfuerzo, y empezar a depender totalmente de Cristo.

Esto es lo que hace la gracia extrema, ya no depender de ti sino de la obra de Cristo Jesús por ti.

Ahora yo soy de la gracia extrema, ¿y tú?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, gracia, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración

Historia de Jesucristo (Curso Completo)

En este curso veremos la vida de Jesús, desde su preexistencia hasta su resurrección.

Siga  los enlaces para poder ver cada una de las clases

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

El Ministerio Presente de Jesucristo

Jesús no ha parado su obra a favor nuestro; hay cuatro cosas principales que esta haciendo hoy por nosotros.

Sigue estos enlaces para que puedas ver lo que Jesucristo está haciendo hoy por nosotros
Jesús es Nuestro Sumo Sacerdote
Jesús es Nuestro Intercesor
Jesús es Nuestro Abogado
Jesús es Nuestro Pastor

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Estudio Bíblico: Cristología – Primera Parte

En este estudio bíblico trataremos diversos aspectos de su vida, hablando desde su preexistencia, las profecías acerca de su venida, lo que la gente dijo de él, su vida, muerte y resurrección, y lo que Él está haciendo hoy por nosotros.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

La Gracia de Dios – Parte 6

La Gracia Salvadora

La gracia es el reflejo de la naturaleza de Dios.

La ley es el reflejo de los esfuerzos y la naturaleza del hombre. La ley fue el vehículo a través del cual tratamos de salvarnos y fallamos.

La gracia es el medio a través del cual Dios trató de salvarnos y tuvo éxito.

Dios fue el iniciador de nuestra salvación, Él es el autor y consumador de nuestra fe. Él se interesó por nosotros antes que nosotros por Él. Antes que tengamos un problema Él ya tiene la solución.

Isaías 65:1

1  Fui buscado por los que no preguntaban por mí;  fui hallado por los que no me buscaban.  Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí,  heme aquí.

Jesús fue el cordero que fue inmolado desde antes de la fundación del mundo.

No podemos elegir como salvarnos; solo hay un método, la ley no puede hacerlo.

La ley estaba compuesta de aspectos morales y aspectos ceremoniales.

En el Nuevo Testamento la ley se retrata en Romanos y Hebreos. Son como pilares gemelos que muestran el contraste entre la ley y la gracia. Ambos tratan extensamente acerca de la imposibilidad de la ley para salvarnos.

Romanos 3:19-24

19  Pero sabemos que todo lo que la ley dice,  lo dice a los que están bajo la ley,  para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios;

20  ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él;  porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

21  Pero ahora,  aparte de la ley,  se ha manifestado la justicia de Dios,  testificada por la ley y por los profetas;

22  la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él.  Porque no hay diferencia,

23  por cuanto todos pecaron,  y están destituidos de la gloria de Dios,

24  siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.

Romanos trata con esta imposibilidad de salvación del hombre basado en su dilema moral; ya que el hombre es pecador por naturaleza. Hebreos trata con los actos ceremoniales para el perdón de pecados mostrando que solo eran sombras.

Hebreos 8:3-5

3  Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios;  por lo cual es necesario que también éste tenga algo que ofrecer.

4  Así que,  si estuviese sobre la tierra,  ni siquiera sería sacerdote,  habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley;

5  los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales,  como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo,  diciéndole: Mira,  haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.

Hebreos 10:1

1  Porque la ley,  teniendo la sombra de los bienes venideros,  no la imagen misma de las cosas,  nunca puede,  por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año,  hacer perfectos a los que se acercan.

La ley tenía como propósito que toda boca se cierre y todo el mundo quede culpable delante de Dios (ya que por la ley es el conocimiento del pecado).

La ley no creo nuestra naturaleza pecaminosa sino que es por la ley que tenemos conocimiento de que el pecado esta en nosotros.

Romanos 4:15

15  Pues la ley produce ira;  pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.

La ley nos muestra un estándar de justicia que nos muestra que ya somos injustos.

Romanos 5:13

13 Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado.

La imputación de la ley se basa en el conocimiento. La ley es como una línea que nos muestra cuando la cruzamos.

Romanos 7:7-13

7  ¿Qué diremos,  pues?  ¿La ley es pecado?  En ninguna manera.  Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia,  si la ley no dijera: No codiciarás.

8  Mas el pecado,  tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia;  porque sin la ley el pecado está muerto.

9  Y yo sin la ley vivía en un tiempo;  pero venido el mandamiento,  el pecado revivió y yo morí.

10  Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte;

11  porque el pecado,  tomando ocasión por el mandamiento,  me engañó,  y por él me mató.

12  De manera que la ley a la verdad es santa,  y el mandamiento santo,  justo y bueno.

13  ¿Luego lo que es bueno,  vino a ser muerte para mí? En ninguna manera;  sino que el pecado,  para mostrarse pecado,  produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno,  a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso.

Dios colocó la ley en nuestros corazones para mostrar que no hay lugar para traspasarla, por lo que no tenemos excusa.

Pablo estaba vivo con la ley en una época; cuando era un niñito. Los niños judíos eran entrenados diligentemente en la memorización de las Escrituras desde muy temprana edad. Luego con el conocimiento de la ley venía el resultado del pecado, la muerte espiritual.

La naturaleza de pecado está en uno, pero no somos responsables sino hasta que llegamos a la edad de la responsabilidad; que puede variar de niño en niño.

La ley es santa; no hay nada malo en ella, el mal se encuentra en nosotros. La ley no provee soluciones, lo único que hace es mostrarnos el problema.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

La Gracia de Dios – Parte 4

Veamos ahora algunas definiciones de la Gracia:

1. Favor Inmerecido

Esto nos habla de un favor que no hemos ganado.

El problema con esta definición es que lagente se concentra en lo “inmerecido” por lo que se sienten tan indignos que fallan en recibir el favor. No lo merecemos pero es nuestro.

2. Las riquezas de Dios a nuestro favor a la cuenta de Cristo

Debemos contrastar la misericordia de la gracia.

La misericordia es no recibir lo que merecemos; la gracia es recibir lo que no merecemos.

La medida de la gracia es la diferencia entrelo que merecemos (el infierno) y lo que obtenemos (el cielo).

La gracia es Dios haciendo por nosotros lo que nunca podríamos hacer por nosotros mismos.

La gracia es la suma total de todo lo que Dios hizo por nosotros en Cristo y que es administrado para nosotros por Su Espíritu.

La gracia es el poder de Dios actuando a favor nuestro basado en Su carácter.

3. El amor de Dios sin límites hacia nosotros

El amor de Dios no tiene límites ni condiciones y a través de Su gracia fluye libremente hacia nosotros sin que tengamos que hacer algo a cambio.

En 1 Juan 4:19 dice: “Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.”

Su amor no depende de lo que hayamos hecho, ni siquiera que lo hayamos amado primero, ya que el dio la iniciativa, Él dio el primer paso para acercarse a nosotros.

En Juan 3:16 lo vemos clarísimo cuando dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” ¿Qué padre dio jamás una prueba de tan grande exceso de amor a un hijo suyo, como las que dio Dios a los hombres al entregar a Jesús por nosotros?

Es por medio de la gracia que Dios puede derramar ese amor sin límites por nosotros. Como dice en Romanos 8:

Romanos8:32-39

32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como ovejas de matadero.

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

En ese gran amor nos proveyó todas las cosas para nosotros de manera incondicional sin que tengamos que ganarlo porque Cristo ya las ganó por nosotros.

Podemos estar seguros y confiados de que el amor de Dios está siempre disponible para nosotros sin importar lo que hagamos o que dejemos de hacer ya que nada nos podrá separar de ese gran amor de Dios.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

La Gracia de Dios – Parte 2

Lo que No Es la Gracia

Para poder entender lo que es la gracia; entendamos primeramente lo que no es.

1. La Gracia no es el permiso para hacer lo incorrecto

La gracia no es una licencia para pecar; es la solución para el pecado porque es la impartición de la habilidad de Dios para hacer lo que es correcto.

Tito 2:11-12

11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,

12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente.

La gracia de Dios nos enseña a renunciar al pecado y a vivir de manera piadosa.

Judas 1:4

4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Aquí nos habla de hombres impíos que convierten en libertinaje la gracia de Dios.

Vine dice de la palabra libertinaje: “Aselgeia: denota exceso, desenfreno, indecencia.”

Esta palabra de gente que tiene falta de restricción; es la gente que dice: “Si se siente bien, ¡hazlo!”

Romanos 5:20-21

20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia;

21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.

El pecado es el problema del hombre, y la gracia es la respuesta de Dios para el pecado.

2. La gracia no es una doctrina teológica muerta

La gracia no es un concepto o teoría; la gracia es más que un conocimiento intelectual o teórico, la gracia es una realidad que experimentamos.

La gracia sola sin la experiencia no tiene ningún valor; porque la gracia es la suma del bondadoso amor y las tiernas misericordias de Dios.

Hay una doctrina de la gracia; pero la gracia es más que una doctrina.

3. La gracia no se funda en los méritos humanos ni en el cumplimiento de las obras de la ley

Los méritos humanos y la gracia son diametralmente opuestos.

No podemos la gracia por nuestras propias acciones ni méritos; Dios proveyó la gracia sin costo alguno por medio de Jesús.

4. La gracia no es una disposición o actitud pasiva de Dios hacia nosotros

La esencia de la doctrina de la gracia es que Dios está por nosotros, y que el actúa eficazmente a nuestro favor.

La gracia se resume en Jesucristo.

5. La gracia no es la habilidad de tolerar miserablemente las situaciones

Mucha gente piensa que el creyente debe pasar por la vida en una vida de miseria y de pesar a través de muchísimas pruebas y tribulaciones.

Confunden las palabras de Dios a Pablo: “Bástate mi gracia, mi poder se perfecciona en la debilidad” (2 Corintios 12:9).

El comentario de la Biblia Reina Valera de 1995 lo explica claramente: “Aunque la frase expresa en forma paradójica un principio general, aquí se refiere al poder de Cristo que actúa en quien confía en él.”

6. La gracia no es barata

Algunas personas devalúan la gracia de Dios mostrando poco respeto hacia ella, he escuchado tanta gente que dice: “La gracia barata”.

La “gracia gratuita” es un término engañoso; no fue gratis para la persona que la obtuvo, para Jesús que pagó por ella con su propia sangre, que le costó todo; la salvación es gratis para nosotros que la recibimos.

La gracia no es barata, sino que es gratuita porque Jesús la obtuvo para nosotros a un gran precio.


Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Jesucristo, el Incomparable – 4

Profecías Acerca de Jesús

 

En el Antiguo Testamento – 1

 

       Para la preparación y con anterioridad de la entrada de Jesús al mundo, Dios inspiró a través del Espíritu Santo a los escritores del Antiguo Testamento para profetizar acerca de la venida de Jesús, para que no tuviéramos ninguna duda acerca de quien era el Mesías.

 

       Hay más de 300 profecías en el Antiguo Testamento acerca de Jesús, y la exactitud de ellas es realmente asombrosa, veamos algunas para demostrar que Jesús es el Mesías o Salvador del mundo.

 

       La primera de todas se encuentra en Génesis 3:14-15: “Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.”

 

       El cumplimiento de esta profecía lo vemos en Gálatas 4:4 donde dice: “Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley;” y también en 1 Juan 3:8 donde está escrito: “El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.”

 

       Aquí vemos varias cosas, en primer lugar la enemistad que siempre ha existido entre Satanás y los hombres. Nos habla de la simiente de la mujer, es decir de Jesús, quien no nacería de forma natural, sino por medio de una virgen, y finalmente la victoria que tendría la simiente de la mujer sobre la simiente de la serpiente. La victoria de Jesús sobre Satanás a través de su muerte en la cruz (este te herirá en la cabeza y tu le herirás en el calcañar).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, Biblia, Blogroll, Cristologia, diezmos, dinero, Fe, futuro, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, oración, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Jesucristo, el Incomparable – 1

 

Preexistencia de Jesús – 1

 

En este estudio examinaremos la historia de Jesucristo, quien es, para que vino, que hizo y que está haciendo ahora.

 

Empecemos por el capítulo 1 del Evangelio de Juan: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. . . Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. . . A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” (versos 1-3, 14 y 18).

 

La Biblia Amplificada de Fe lo traduce de esta manera:

 

Juan 1:1-3, 14, 18

1 En el principio [antes que empiece el tiempo] ya existía la Palabra (Cristo), y la Palabra (Cristo) estaba con Dios, y la Palabra (Cristo) era Dios.

2 La Palabra (Cristo) existía y estaba en el principio con Dios.

3 Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra (Cristo) y sin ella nada de todo lo que existe fue hecho.

14 Y la Palabra (Cristo) se hizo carne (se encarnó y se hizo hombre) y habitó (vivió, residió) como hombre entre nosotros. Y nosotros hemos contemplado [y sido testigos de] su gloria (esplendor y majestad), gloria que recibe del Padre [y que le pertenece] como Hijo único (Unigénito), lleno [con la plenitud] de la gracia (el favor y la buena voluntad de Dios) y la verdad.

18 Nadie ha visto jamás a Dios; el que [nos] lo ha revelado es el Hijo único (Su Unigénito), que está en el seno (la presencia íntima) del Padre, y nos lo ha dado a conocer.

 

Aquí Juan nos está hablando acerca de Jesús. Jesús es el Verbo o Palabra (en el griego se usa la palabra logos).

 

Jesús existía desde antes de todas las cosas.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, Biblia, Blogroll, Cristologia, diezmos, dinero, Fe, futuro, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, oración, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized