El Pacto de Sangre – Capítulo 2


pacto de sangre 2

CAPÍTULO II

EL ORIGEN DEL PACTO DE SANGRE

El Pacto de Sangre, o lo que llamamos Mesa del Señor, tiene su origen en el más antiguo pacto que se conoce entre la familia humana. Con toda seguridad comenzó en el Jardín del Edén.

Es evidente que Dios corto el pacto o entró en un pacto con Adam desde el principio.

La razón que me asiste para creerlo, es que no existe un solo pueblo primitivo en el mundo, hasta donde sepamos, que no haya practicado el Pacto de Sangre en alguna forma; demostrando así que tuvo su origen en Dios, y el hombre ha practicado el pacto a través de los siglos.

Hoy en día, cientos de tribus en el África ecuatorial cortan el pacto.

Stanley corto el pacto cincuenta veces con diferentes tribus. Livingston corto el pacto.

Los misioneros han visto que se practica, pero no han entendido su significado, pensando que era algún rito pagano; no se han dado cuenta de que el pacto de sangre practicado en África hoy día abriría puertas en cada tribu para el Evangelio de Cristo.

Si un misionero que entienda el idioma de alguna de las tribus, les explicara la Mesa del Señor, haciéndoles ver lo que significa, y de dónde parte su origen, abrirían inmediatamente las puertas al Evangelio de Cristo y ellos lo escucharían.

Todo el plan de la Redención gira en torno a los Dos Pactos.

Recuerda que tenemos el Antiguo y el Nuevo Pacto.

Quizá es mejor que yo te explique lo que este Antiguo Pacto significa, porque prácticamente es el mismo entre todos los pueblos.

RAZONES PARA CORTAR EL PACTO

Hay tres razones por las que los hombres cortan el pacto unos con otros.

Si una tribu poderosa vive junto a una tribu mas débil, y existe el peligro de que la tribu mas débil sea destruida, la tribu más débil procurará “cortar el Pacto” con la tribu mas poderosa para que sea preservada.

Segundo, dos hombres de negocios que entren en sociedad pueden cortar el Pacto para asegurarse de que ningún de los dos tome ventaja al otro.

Tercero, si dos hombres se aman mutuamente de manera tan afectuosa como David y Jonatan, o como Damón y Pitias, ellos cortaran el pacto a causa del tal amor.

EL MÉTODO DE CORTAR EL PACTO

El método de cortar el pacto es prácticamente idéntico en el mundo entero; aunque por supuesto existen sus diferencias.

En algunos lugares ha degenerado en un rito muy horrible y grotesco, pero con todo es el mismo pacto de sangre.

Lo que se practica por las tribus aborígenes del África, por los árabes, por los sirios y balcanos es así:

Si dos hombres desean cortar el pacto; se allegan el uno al otro en compañía de sus amigos y un sacerdote.

Primero se intercambian regalos. Por medio de este intercambio de presentes indican que todo lo que uno tiene, el otro puede poseerlo si es necesario.

Después del intercambio de dadivas, ellos traen una copa de vino, el sacerdote hace una incisión en el brazo de uno de ellos y la sangre gotea sobre el vino.

Se hace otra incisión en el brazo del otro individuo y su sangre gotea sobre la misma copa.

Entonces se agita el vino, y la sangre de ambos es mezclada. Después se pasa la copa a uno de ellos para que beba una parte, luego se pasa al otro para que ingiera el resto.

Cuando ambos han tomado de aquella bebida, frecuentemente frotan sus muñecas una con otra para que sus sangres se mezclen, o bien ambos se tocan mutuamente con sus lenguas las heridas.

EL CARÁCTER SAGRADO DEL PACTO DE SANGRE

EI Sr. Stanley dijo que jamás supo que este pacto fuese quebrantado en África, no importa cual haya sido la provocación.

El Dr. Livingston también testifica que nunca supo que el pacto fuese quebrantado.

En otras partes del mundo se asegura que dicho Pacto de Sangre jamás ha sido quebrantado.

Es un pacto que se tiene por muy sagrado entre todos los pueblos primitivos.

En África, si alguno tratase de quebrantar el pacto, su propia madre o esposa, o sus parientes mas cercanos procurarían su muerte, y lo entregarla en manos del vengador para su destrucción. Nadie que quebrante el pacto puede vivir en África porque aun la propia tierra por donde camina es maldita.

Los mas encarnizados enemigos se convierten en amigos íntimos tan pronto como cortan el pacto.

Ninguno ha de aprovecharse del pacto ni tampoco tratara de violarlo.

Es tan sagrado que aun los hijos de la tercera y cuarta generación lo veneran y guardan.

En otras palabras, es un pacto perpetuo e indisoluble, que no puede ser anulado.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biblia, Fe, gracia, jesus, kenyon, ministerio, pacto de sangre

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s