¿Realmente todo lo puedo en Cristo que me fortalece?


¿Realmente todo lo puedo en Cristo que me fortalece?

Desde que me convertí este ha sido uno de los versículos que más he escuchado, la gente decía una y otra vez: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
Decían:
“Voy a dar un buen examen porque todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
 
“La comida me saldrá bien porque todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
 
“Voy a ganar el partido porque todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
 
“Voy a bajar de peso porque todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
Por años y años he repetido esa muletilla mágica, inclusive en los que piensan que la confesión de la Palabra de Dios es del diablo.
Cuando reprobaban el examen, perdían el partido, se les quemaba la comida o subían de peso, se preguntaban ¿que había fallado?
Les voy a decir que fue lo que pasó, estaban creyendo en un versículo sacado de su contexto.
Veamos los versículo anteriores y posteriores para ver de que estaba hablando.
Filipenses 4:10-14
10 En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad.
11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.
12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
14 Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación.
Pablo está en la cárcel en ese momento, y acaba de recibir la ofrenda que le enviaron los filipenses por manos de Epafrodito.
El les empieza a agradecer por la abundante ofrenda, luego les empieza a decir que no tenía escasez porque él había aprendido a tener contentamiento cualquiera sea su situación.
Después en el versículo anterior les dice: “Se vivir en abundancia se vivir en escasez… Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
Y al final vuelve en su agradecimiento: “Bien hicieron en acordarse de mi en medio de mi tribulación.”

 

Entonces, el “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, nos habla de algo totalmente diferente a lo que lo hemos aplicado por años, debemos aprender a contentarnos en la situación que estemos. Ni somos más por tener abundancia ni menos por tener escasez, pero podemos pasar esa situación porque todo lo podemos en Cristo que me fortalece.
¿Contentamiento significa abandonarnos en las situaciones de la vida? No, en absoluto, sino que estamos contentos porque sabemos que tenemos la victoria en Cristo.
Así que la próxima vez que usemos este pasaje, y todos los demás en la Biblia, veamos su contexto para saber que es lo que realmente dice.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s