La Alegre Confesión – Parte 1


DEFINIENDO LA CONFESIÓN

Uno de los secretos más grandes que he descubierto en mi vida cristiana es “la alegre confesión”.
¿De qué hablamos cuando estamos diciendo “la alegre confesión”?
Sabemos que mucho se ha hablado acerca de la confesión de fe durante años y como que hay mucha confusión en este tema.
Mucha gente ha hablado de la confesión positiva, y ese punto nunca me ha agradado mucho ya que la gente nos ha acusado de ser metafísicos.
Hace un tiempo coloqué en el facebook  una serie de fotos de un milagro que ocurrió en la ciudad de Mala en la costa peruana mientras tuve la campaña “Cosas buenas pasan en Mala”.
En las fotos se ve como le creció la pierna a un niño de 7 años, que no podía caminar bien porque la tenía más corta que la otra, en la foto final se ve a este niño corriendo.
Una hermana que no veía hace años colocó este comentario: “¿El poder de la fe o el poder de la mente?”
Yo le respondí: “No es el poder de la mente, ¡es el poder de la Palabra de Dios!”.
¡No me gusta el término “confesión positiva”! No le encuentro una base bíblica. El término correcto es  “confesión de la Palabra de Dios”. Que la Palabra de Dios sea siempre positiva eso es otro asunto.
Pero estamos hablando de “la alegre confesión”; ¿que es eso?
Definamos lo que es la palabra confesión en la Biblia.
Veamos lo que dice Romanos 10:8-10 en la Biblia Textual: “Pero ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esto significa la palabra de la fe que predicamos. Si con tu boca confiesas a Jesús como Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo, porque con el corazón se cree para justicia y con la boca se confiesa para salvación.”
En este pasaje encontramos el término confesión 2 veces; confesión viene de la palabra griega homologeo, que viene de homos que significa “lo mismo” y logeo que significa “decir”; así que podemos definir la confesión como “decir lo mismo.”
Entonces, al confesar la Palabra de Dios estamos diciendo lo mismo que la Palabra de Dios dice.
Mucha gente no entiende este principio y se burla de la gente de fe diciendo que somos los “nombralo y tenlo” sin darse cuenta de que han estado utilizando este principio desde el mismo inicio de su vida cristiana.
Cuando recién conocí al Señor uno de los primeros versos que conocí fue  Filipenses 4:13, que dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.
Y escuchaba a todos los creyentes cuando tenían que hacer algo que era difícil para ellos decir: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. No se daban cuenta que estaban confesando la Palabra de Dios.
Luego  cuando les sucedía algo que no entendían repetían Romanos 8:28, que dice: “A los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien.”
Y los escuchaba repetir: “A los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien.”
Los creyentes muchas cosas están diciendo las cosas automáticamente sin saber lo que hacen.
Volviendo a nuestro pasaje de Romanos 10:8-10; aquí nos habla acerca del papel de la confesión en nuestra salvación.
Dice en primer lugar que cerca de ti está la Palabra en tu boca y en tu corazón, la Palabra de Dios debe estar en tu boca y en tu corazón.
Debemos guardar la Palabra de Dios en   nuestros corazones para que salga de nuestra boca.
Escuchaba a una muy sabia pastora compartir acerca de Josué 1:8 donde dice: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”
Decía que el secreto para que todos nos vaya bien no solo era el meditar la Palabra de Dios, sino que según este verso también debíamos hablarla con nuestra boca.
La Palabra de Dios debe estar cerca de nosotros, en nuestra boca y en nuestro corazón.
Ahora hemos definido que la confesión de la Palabra de Dios sencillamente es decir lo mismo que ella dice.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fe

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s