El Nombre de Jesús – Parte 6


Por Logros

Por lo que también Dios lo exalto soberanamente y LE DIO UN NOMBRE QUE ES SOBRE TODO NOMBRE, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla, (de seres) de los  que están en los cielos,  (de seres) y en la tierra, y (de seres) debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

-Filipenses 2:9-11

Dios le dio un nombre que está por encima de todo nombre.

Había un Nombre conocido en el cielo, pero desconocido en otros lugares, que estaba guardado para ser concedido a alguien que lo mereciera, y esa persona fue Jesús.

En Efesios 1, Pablo en su oración por los efesios, pidió que sus ojos espirituales fuesen iluminados para ver verdades que nunca se podrían haber imaginado.

Efesios 1:15-23 (La Biblia de las Américas)

15  Por esta razón también yo, habiendo oído de la fe en el Señor Jesús que hay entre vosotros, y de vuestro amor por todos los santos,

16  no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo mención de vosotros en mis oraciones;

17  pidiendo que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en un mejor conocimiento de El.

18  Mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,

19  y cuál es la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la eficacia de la fuerza de su poder,

20  el cual obró en Cristo cuando LE RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS y le sentó a su diestra en los lugares celestiales,

21  muy por encima de todo principado, autoridad, poder, dominio y de TODO NOMBRE QUE SE NOMBRA, no sólo en este siglo sino también en el venidero.

22  Y todo sometió bajo sus pies, y a El lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,

23  la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que lo llena todo en todo.

En este pasaje el Nombre de Jesús es mencionado en contexto con Su resurrección de entre los muertos.

Esta oración no solo fue por la Iglesia en Éfeso; sino que también fue hecha por todos los creyentes dondequiera que estén, porque esta es una oración dada por el Espíritu.

Es una oración para que los ojos de nuestro espíritu sean iluminados para que podamos recibir el conocimiento de la Palabra de Dios en nuestro espíritu, en nuestro corazón, bien en el fondo de nuestro interior.

No es algo que se llega a entender con nuestra mente; Dios quiere que seamos iluminados en nuestro corazón acerca de las cosas espirituales.

La traducción de Moffatt lo pone de esta manera:

Que el Dios de Nuestro Señor Jesucristo, el Padre glorioso, les conceda el Espíritu de sabiduría y de revelación para el conocimiento de Él mismo, iluminando los ojos de su corazón a fin de que comprendan la esperanza a la cual Él nos llama, la riqueza de Su herencia gloriosa en los santos, y la suprema grandeza de  Su poder sobre nosotros, los creyentes; el poder que opera con el poder de la fuerza que ejerció al resucitar a Cristo de entre los muertos y al sentarlo a Su diestra en la esfera celestial, por encima de todos los soberanos, autoridades, dominios y Señores angelicales, por encima de todo  nombre que se pueda mencionar no solamente en esta era; sino también en la era venidera, colocó todo debajo de Sus pies, y lo colocó como cabeza sobre todo PARA LA IGLESIA, la Iglesia que es Su cuerpo, lleno de Aquel que llena el universo entero.

Dios no solo nos dio un Nombre ante el cual todo ser en los tres mundos debe inclinarse y confesar Su Señorío, sino que también sentó al poseedor de ese nombre en el lugar mas alto de autoridad del universo, a Su diestra, e hizo que fuese cabeza sobre todas las cosas para beneficio de la iglesia.

En el verso 22 dice: “Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia”.

Entonces, podemos concluir que Dios hizo esta grandiosa obra para beneficio de la Iglesia, es decir por nosotros.

Ahora tenemos el derecho de usar ese Nombre para suplir todas nuestras necesidades.

Dios nos dio el Nombre que contiene la plenitud de la Deidad, las riquezas de Su gloria, y el amor que sale del corazón de nuestro Padre Dios.

Ese nombre nos pertenece y tenemos el derecho de usarlo contra  nuestros enemigos. Tenemos el derecho de usarlo en  nuestras peticiones. Tenemos el derecho de usarlo en cualquier circunstancia que nos encontremos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s