Señor, envía la lluvia – Parte 1


7 Por tanto, hermanos, sed pacientes hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el fruto precioso de la tierra, siendo paciente en ello hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía.
8 Sed también vosotros pacientes; fortaleced vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca.
– Santiago 5:7-8 (La Biblia de las Américas)

Dios está esperando una cosecha, el precioso fruto de la tierra, un avivamiento como el que no hemos visto antes, pero para que esto ocurra orimero debe llegar la lluvia temprana y la tardía.

La lluvia temprana y tardía son las estaciones de lluvia que recibía Israel durante el año para sembrar y cosechar.

La lluvia temprana era durante la estación de otoño, que era el momento en que se sembraba la semilla antes del invierno; durante la estación de primavera caía la lluvia tardía rn rl tiempo de la cosecha.

La lluvia nos habla acerca de la bendición del Espíritu, nos habla de tiempos de avivamiento y de derramamiento del Espíritu.

En Joel 2 vemos el efecto de la lluvia sobre el pueblo de Dios:

Joel 2:23-32
23 Hijos de Sion, regocijaos y alegraos en el SEÑOR vuestro Dios; porque El os ha dado la lluvia temprana para vuestra vindicación, y ha hecho descender para vosotros la lluvia, la lluvia temprana y la tardía como en el principio.
24 Y las eras se llenarán de grano, y las tinajas rebosarán de mosto y de aceite virgen.
25 Entonces os compensaré por los años que ha comido la langosta, el pulgón, el saltón y la oruga, mi gran ejército, que envié contra vosotros.
26 Tendréis mucho que comer y os saciaréis, y alabaréis el nombre del SEÑOR vuestro Dios, que ha obrado maravillosamente con vosotros; y nunca jamás será avergonzado mi pueblo.
27 Y sabréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy el SEÑOR vuestro Dios y no hay otro; nunca jamás será avergonzado mi pueblo.
28 Y sucederá que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne; y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, vuestros jóvenes verán visiones.
29 Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en esos días.
30 Y haré prodigios en el cielo y en la tierra: sangre, fuego y columnas de humo.
31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del SEÑOR, grande y terrible.
32 Y sucederá que todo aquel que invoque el nombre del SEÑOR será salvo; porque en el monte Sion y en Jerusalén
habrá salvación, como ha dicho el SEÑOR, y entre los sobrevivientes estarán los que el SEÑOR llame.

Aquí Joel está conectando la lluvia temprana y tardía en conexión con la bendición de Dios y el derramamiento del Espíritu Santo; con el gran avivamiento del tiempo final.

En Hechos 2:12-21, Pedro les explica a los judíos que era lo que estaba pasando en Pentecostés.

Hechos 2:12-21
12 Todos estaban asombrados y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto?
13 Pero otros se burlaban y decían: Están borrachos.
14 Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les declaró: Varones judíos y todos los que vivís en Jerusalén, sea esto de vuestro conocimiento y prestad atención a mis palabras,
15 porque éstos no están borrachos como vosotros suponéis, pues apenas es la hora tercera del día;
16 sino que esto es lo que fue dicho por medio del profeta Joel:
17 Y SUCEDERA EN LOS ULTIMOS DIAS –dice Dios– QUE DERRAMARE DE MI ESPIRITU SOBRE TODA CARNE; Y VUESTROS HIJOS Y VUESTRAS HIJAS PROFETIZARAN, VUESTROS JOVENES VERAN VISIONES, Y VUESTROS ANCIANOS SOÑARAN SUEÑOS;
18 Y AUN SOBRE MIS SIERVOS Y SOBRE MIS SIERVAS DERRAMARE DE MI ESPIRITU EN ESOS DIAS, y profetizarán.
19 Y MOSTRARE PRODIGIOS ARRIBA EN EL CIELO Y SEÑALES ABAJO EN LA TIERRA: SANGRE, FUEGO Y COLUMNA DE HUMO.
20 EL SOL SE CONVERTIRA EN TINIEBLAS Y LA LUNA EN SANGRE, ANTES QUE VENGA EL DIA GRANDE Y GLORIOSO DEL SEÑOR.
21 Y SUCEDERA QUE TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA SALVO.

La gente decía: ¿Qué es esto?

Esto es lo que dijo el profeta Joel, esto es el derramamiento del Espíritu Santo. este es el tiempo final, el tiempo de la lluvia tardía.

La Biblia Amplificada dice en el verso 16:  “Pero [en su lugar] esto es [el principio] de lo que fue dicho por el profeta Joel.”

El día de Pentecostés fue el principio de los últimos tiempos.

Dios está esperando una cosecha en estos tiempos finales.

¿Qué nos corresponde hacer?

Zacarías 10:1
1 Pedid lluvia al SEÑOR en el tiempo de la lluvia tardía, al SEÑOR que hace los nubarrones; El les dará aguaceros, y hierba en el campo a cada uno.

Debemos orar por la lluvia, pedirle a Dios por la lluvia.

Señor, envía la lluvia.

Continuará…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s