El Espíritu de Fe – Parte 2


Que importante es que tu creas las cosas correctas, si tú crees correctamente recibirás las cosas correctas de Dios en tu vida.

Si crees de manera incorrecta, como la gente que dice “yo creo que Dios enferma” y se enferman y dice: “Si pues, Dios me enfermo”.

O si no están con su cara de pobreza, pensando que Dios quiere que la gente sea pobre y diciendo: “Benditos los pobres porque de ellos será el reino de los cielos.” Pierden el trabajo y dicen: “Es la bendición de Dios”. Le roban la casa y dicen: “Dios me ha bendecido, Él es tan bueno que le ha dicho al diablo que se lleve mis cosas”.

Si tú crees mal, tú recibes mal.

Te estoy hablando que si sale de tu boca fracaso, duda, incredulidad, temor, escasez, pobreza o lo que sea negativo, entonces estás creyendo mal y no puedes recibir lo mejor que Dios tiene para ti, porque Dios es un Dios bueno y Él tiene cosas buenas para ti.

En Santiago 1 17 dice: “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto,  del Padre de las luces,  en el cual no hay mudanza,  ni sombra de variación.” Porque Él no ha cambiado y sigue siendo el mismo. Si Él ha hecho algo ayer, lo hará el día de hoy, y si hizo algo por alguien lo hará también por ti, porque Dios no tiene favoritismos.

Dios no ama más al pastor porque sea pastor, Dios te ama a ti, Dios te ama.

Cuando dice que Dios no hace acepción de personas, una mejor traducción es que Dios no tiene favoritismos; “a este lo amo, a este no lo amo, este me salió buenito, este me salió malito”; ¡no! Dios nos ama a todos igual.

Yo se que en el mundo dicen: “En este hijo invierto más porque se que me ha salido bueno, el otro desgraciado también es mi hijo, pero en este invierto más”. Así es el mundo, ¿no? Yo lo he escuchado de primera mano, me lo han dicho. Pero Dios no es así.

Dios invierte en ti porqué te ama, Él te dio todo, te dio a Su Hijo, Él invirtió lo mejor que tenía para que tú tengas lo mejor.

Dios siempre te da lo mejor porque Él es bueno; Dios no es escaso, Dios no es pobre, Dios no es tacaño; Dios es bueno, Dios es rico, y Él te ha hecho rico en Cristo Jesús.

Dios no tiene favoritismos y esta mujer lo sabía, Si vamos a los versos anteriores veremos que mucha gente había sida sanada por tocar a Jesús, y ella dijo: “Yo no voy a tocar a Jesús, tan solo voy a tocar su manto y voy a ser sana.”

Esta mujer estaba hablando lo que quería. Ella hablaba lo que creía.

¿Tú que estás hablando? ¿Qué está saliendo de tu boca?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s