La Verdadera Guerra Espiritual – Parte 1


La Buena Batalla de la Fe

10 Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza.

11 Vestíos de toda la armadura deDios, para que podáis hacer frente a las intrigas del diablo;

12 porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales.

13 Por esta causa, tomad toda la armadura de Dios, para

que podáis resistir en el día malo, y después de haberlo logrado todo, quedar firmes.

14 Permaneced, pues, firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, vestidos con la coraza de justicia

15 y calzados vuestros pies con la preparación para proclamar el evangelio de paz.

16 Y sobre todo, armaos con el escudo de la fe con que podréis apagar

17 todos los dardos de fuego delmaligno.

18 Tomad también el casco de lasalvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios,

19 orando en todo tiempo en el Espíritu con toda oración y ruego,

20 vigilando con toda perseverancia y ruego por todos los santos.

– Efesios 6:10-18

Para definir la armadura de Dios hay una serie de preguntas que debemos hacernos: ¿Qué es? ¿Porqué motivo es  que Pablo usó ésa ilustración? ¿Qué podemos aprender de ella? ¿Cómo podemos aplicarla a nuestras vidas?

Veamos la Batalla Espiritual desde una perspectiva Bíblica.

En estos últimos años se ha escuchado mucho acerca de la guerra espiritual, y la gente ha quitado el balance de lo que es la verdadera batalla espiritual.

En 2 Corintios 2:11 dice: “Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (Reina Valera 1960).

La BibliaEUNSA lo traduce así: “para que no seamos engañados por Satanás, ya que no desconocemos sus propósitos.”

No debemos ignorar los propósitos y maquinaciones del diablo, pero tampoco debemos irnos al otro lado, llegando aun extremismo en que todo lo veamos demonios.

Hace años una hermana veía todo demonios, en cada cosa, en cada lugar veía uno. Un día en una reunión de liderazgo, estaban tomando un café, y cuando la hermana levantó la tapa de la azucarera, el Pastor golpeó su mano para impedir que levante la tapa y le dijo:“¡No!”

La hermana sorprendida le preguntó: “¿Por qué Pastor?” Y el Pastor lerespondió: “Hermana, no vaya a suceder que se escape el demonio del azúcar.”

La hermana se dio cuenta de lo que le dijo el Pastor y cambió su forma de pensar en cuanto al tema de los demonios.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, ángeles, Biblia, Blogroll, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s