El Ciberpastor en Chile – 3


Por fin llegamos a Calama a las 5:45 de la mañana, donde hice un descubrimiento asombroso: A la gente le sorprende cuando los buses llegan a la hora exacta.

Cuando llegamos no había nadie que nos esperara, y lo mismo pasó con varios de los pasajeros, asi que me pegué una congelada como no sentía hace años.

Calama es una ciudad minera al norte de Chile, que tiene unos 150 mil habitantes, que está a 2700 metros de altura y está rodeada de volcanes (algunos en actividad); además está en zona sísmica.

Me cuentan historias legendarias de predicadores que salieron disparados al sentir moverse la tierra y no poder salir de la casa porque la puerta estaba con llave, pero no me es permitido contar más.

Como les contaba, llegué y el frío era tal que quede completamente congelado, así que iba caminando de aquí para ya cantando las hermosas canciones de Danilo Montero que escuchba en mi mp3.

Como siempre sucede, cuando piensas que nunca te van a recoger, en ese momento llegó un carro que me recogió, era la esposa del Pastor Juan Araya, que me rescató antes que me convierta en pinguino.

Llegamos a la casa y me sentí como en mi hogar (excepto por el frío pues Lima es mucho más calurosa); me habían preparado un cuarto, donde pude cambiarme y descansar un rato, no mucho porque me sentía con ganas de empezar a trabajar, sea en la PC o compartir la Palabra.

Desayunamos, me comi dos panes amasados con queso y jamón y un delicioso te, compartimos un poco y luego me dieron una lap top con la que pude empezar a trabajar.

En ese momento vina una de las hijas de los pastores; que me hizo recordar a mi hijo Piero ya que es deportista como él.

Ella había sufrido un accidente en el colegio, le dolía la cabeza, le pregunte si podía orar por ella y me dijo que si, al orar ella dijo sorprendida: “Ya no me duele”.

Esa fue nuestra primera sanidad en Chile.

Más tarde llegó el Pastor Juan, un hombre alegre y atento, con quien compartimos un buen rato acerca de las cosas buenas que Dios está haciendo y otros temas relativos a la visita a la iglesia que pastorea.

Volvimos a la PC y nos preparamos para el culto que teníamos por delante.

El culto fue muy bueno y tuvimos un par de sanidades extraordinarias que en el siguiente artículo les contaremos.

Que Dios les siga bendiciendo

El Ciberpastor

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fe

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s