Diezmar o No Diezmar; he ahí el Dilema – 3


Jesús Recibe Nuestros Diezmos

Génesis 14:17-20
17 Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey.
18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino;
19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra;
20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Aquí vemos que Abraham era un diezmador, y notemos que el diezmó 400 años antes que se diese la ley, y antes que se diese la circuncisión como señal del pacto. Eso nos dice que nosotros como creyentes debemos seguir esas pisadas de fe y entregar nuestros diezmos al Señor.

Hebreos 7:1-10
1 Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo,
2 a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz;
3 sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre.
4 Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.
5 Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham.
6 Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas.
7 Y sin discusión alguna, el menor es bendecido por el mayor.
8 Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive.
9 Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos;
10 porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.

Aquí, Abraham, nuestro padre de la fe, le está dando los diezmos a Melquisedec, un hombre del que solo se sabe que era el sacerdote del Dios Altísimo, 400 años que se diese la ley.

Es decir el diezmo era algo que Dios había establecido antes que se diese la ley.

Muchas personas no diezman porque piensan que el diezmo era solo para la gente que estaba en el Antiguo Pacto, es decir para el pueblo de Israel, pero Abraham estaba diezmando antes que se diese la ley.

Por otro lado, el autor de Hebreos esta escribiendo una carta para la iglesia, y dice que el diezmo era recibido entonces, en plena época de la iglesia, por hombres mortales; es decir el diezmo era recogido por la iglesia.

No nos dice que la práctica había cesado con el Nuevo Pacto, sino que la recolección de diezmos seguía vigente.

El dar el diezmo es una práctica que empezó antes de la ley, continuó durante el periodo de la ley, y continua vigente ahora que estamos en el periodo de la gracia.

Una cosa más que podemos ver en este verso es que aunque hombres mortales reciben los diezmos aquí en la tierra, en el cielo los está recibiendo nuestro Sumo Sacerdote, Jesucristo.

Y así como Melquisedec bendijo a Abraham, igualmente Jesús nos bendice cada vez que entregamos nuestros diezmos a la iglesia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, diezmos, dinero, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s